jueves, 26 de noviembre de 2015

Pizza de brotes y queso de cabra

Pizza de brotes y queso de cabra

Supongo que a la mayoría de vosotros como a mi os encanta la pizza y aunque no es una de las comidas que podamos llamar "sanas" seguro que caéis en la tentación de vez en cuando. Aquí os voy a enseñar una manera de hacer la masa de forma casera, que quieras o no, también es algo más saludable. Además es muy rápido y sobre todo fácil.


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Duración aproximada de la receta: 35 minutos

Ingredientes:

Para la masa:

120g harina de fuerza
60ml de agua
1 cucharada de café de aceite
Levadura (Lo que indique el paquete según la cantidad de harina)
1 cucharada de café de Sal

Para el relleno:
Brotes de varias hojas
Queso de cabra
Mozzarella
Aceite de oliva
Orégano


Pasos a seguir:

Empezamos con la masa porque debemos dejarla reposar en un lugar fresco unos 30 minutos. Se puede dejar más tiempo, 30 minutos es lo mínimo. En un recipiente echaremos la harina, la levadura y lo mezclamos bien. Hacemos un hueco en el medio y echamos el agua, el aceite y la sal. Removemos bien. Yo recomiendo usar una lengua al principio porque es más fácil. Debemos conseguir que todo se unifique y quede una masa algo pegajosa, aunque no mucho. Una vez que todo esté integrado hacemos una bola con la masa, la dejamos en el recipiente echándole un poco de aceite por encima y lo tapamos con un trapo húmedo. Ésto lo debemos dejar reposar 30 minutos.

Nota: Si vemos que la masa está demasiado pegajosa prueba a echar un poco más de harina, si no eres capaz de hacer una bola porque se separa, echa algo más de agua o aceite.


Una vez tengamos la masa reposada (30 minutos al menos) la cogemos y procedemos a estirarla. Lo mejor, sobre la encimera, echamos un poco de harina y con la ayuda de un rodillo vamos estirándola para que quede con la forma lo más redonda posible. Seguramente tendréis que ir echando un poco de harina para evitar que se pegue.

Para la cocción podéis meterla en el horno con los ingredientes pero yo recomiendo hacerlo de otra manera. Cuando la tengáis estirada, colocad una sartén grande (y que no se pegue) en el fuego y ponéis la pizza sobre la sartén. Hacedla por ambos lados hasta que quede crujiente. Como la masa es fina se hará enseguida. Una vez que esté un poco tostada por ambos lados y haya cogido cierta resistencia ya podéis colocarla sobre la bandeja del horno.

Ahora es el momento de echarle los ingredientes que queramos. En este caso, troceamos media bola de mozzarella y un trozo de rulo de cabra y esparcimos los trozos sobre la masa. Echamos unos cuantos brotes por encima y agregamos un poco de orégano. Entonces metemos la pizza al horno unos 5 minutos, lo suficiente para que se funda el queso. Al sacarla yo recomiendo echar por encima un poco de aceite de oliva y listo.


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Reciclaje:
En este caso las maneras de cambiar esta recetas son infinitas y solo consiste en cambiar los ingredientes. Aquí os dejo otras opciones que quedan muy bien.

Pizza de beicon y roquefort:
Pizza de beicon y roquefort
 Pizza de carrillada:


Pizza de carrillada

Pizza de salmón y albahaca:

Pizza de salmón y albahaca

Ya podéis hacer vuestras pizzas caseras en casa y como veis se tarda muy poco y quedan crujientes y muy sabrosas. Espero que os haya gustado, si tenéis dudas preguntad y ¡cocinad!.


jueves, 19 de noviembre de 2015

Crema de Brócoli

Crema de Brócoli


Como dicen en la famosa serie... "winter is coming"... vamos que empieza a hacer frío y el cuerpo nos pide algo calentito que nos asiente el estómago. Para esto que mejor que una buena crema de verduras, calentita, muy sana y, por supuesto, deliciosa. Además la podemos preparar y tenerla congelada para sacarla en cualquier momento, calentar y listo.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Duración aproximada de la receta: 30 minutos

Ingredientes:

1/2 brócoli
1/2 cebolla o 1 puerro
1 diente de ajo
1 patata (no muy grande)
1 zanahoria
Vino
3 quesitos
Aceite
Sal
Pimienta



Pasos a seguir:

Se empieza por cortar en dados pequeños la cebolla (se puede cambiar por puerro o incluso las dos cosas), el ajo, la patata y la zanahoria. Aunque al final se vaya a triturar todo se recomienda hacerlo así porque se acelera el proceso de preparación y el sabor final es mejor. Una vez se tenga todo partido se echa en un recipiente con un poco de aceite y sal y se sofríe. Merece la pena que esto se haga con calma, a fuego lento unos 10 minutos aproximadamente. Una vez transcurrido ese tiempo añadimos un poco de vino blanco (en mi caso Fino, como ya dije y diré siempre, me parece muy apropiado para cocinar la mayoría de las veces) subimos el fuego y esperamos a que se evapore el alcohol.

Una vez el vino haya reducido un poco incorporamos el brócoli cortado en trozos pequeños y lo agregamos junto con un poco de agua (si tenéis un caldo de verdura mejor, pero tampoco es vital). No debéis agregar mucha cantidad de agua, apenas que cubra toda la verdura. Esto se debe cocer a fuego no muy fuerte durante unos 10 minutos.

Cuando hayan pasado esos 10 minutos se retira del fuego y lo trituramos todo con la ayuda de una batidora. Recomiendo triturar bien, que quede todo bien fino para conseguir una textura agradable. Siempre se puede pasar por un colador para que quede aún más fino. En este momento se agregan los quesitos y se tritura un poco más para conseguir que todo se mezcle bien. Solo falta probar para corregir de sal, añadir un poco de pimienta y listo.

Para presentar se recomienda agregar por encima un chorrito de aceite de oliva en crudo.

Nota: Se puede prescindir de los quesitos para hacerla un poco "más sana" aún pero la verdad es que el resultado que dan es muy bueno, le aportan cremosidad y un toque delicioso a la crema.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Reciclaje:

Crema de calabacín y espinacas: Sustituyendo el brócoli por medio calabacín troceado y un buen puñado de espinacas frescas obtenemos esta magnífica crema.

Crema de calabacín y espinacas

Crema de calabaza: También podemos sustituir el brócoli por calabaza y obtener está deliciosa crema. Es posible que el tiempo de cocción aumente a no ser que se corte la cabalaza en trozos muy pequeños.

Crema de calabaza

Crema de setas: Otra buena solución es coger una mezcla de setas (las que vienen congeladas sirven) y sustituirlas por el brócoli. En este caso viene bien añadir una ramita de romero en la cocción porque le da muy buen sabor.

Crema de setas

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Nada difícil como se puede ver y las posibilidades son infinitas. Partiendo de una base y combinando con las verduras que más os gusten podéis conseguir unas cremas deliciosas y sanas. Espero que os hayan gustado, si tenéis dudas preguntad y, como siempre, ¡cocinad!

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Risotto de remolacha


Risotto de remolacha


El "risotto" no deja de ser un arroz cremoso que se consigue preparando el arroz con los ingredientes que nos apetezca y añadiendo al final un poco de mantequilla y de parmesano para conseguir aumentar la cremosidad que necesita la preparación. Antes de nada comentar varias cosas. Por un lado, si nos ceñimos a la receta original deberíamos usar unas variedades de arroz específicas (arborio, por ejemplo) pero en mi experiencia con usar un arroz redondo y hacer una correcta cocción es suficiente. Por otro lado, si tampoco tenéis parmesano o simplemente queréis cambiarlo por otro tipo de queso no pasa nada.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Duración aproximada de la receta: 35 minutos

Ingredientes:

1/2 Chalota
1/2 Diente de ajo
Arroz
Caldo o agua
Mantequilla (1 cucharada)
Parmesano (2 cucharadas) u otro queso (en este caso Queso de cabra)
1 remolacha cocida
Vino (Fino)
Aceite
Vinagre
Zumo de limón
Sal y Pimienta


Pasos a seguir:

En primer lugar se tiene que cortar la remolacha en trozos y dejarla en un recipiente con dos cucharadas de aceite y dos de vinagre durante unas dos horas. Esto no es obligatorio aunque si recomendable. Una vez pasadas las dos horas, se sacan los trozos de remolacha y se trituran con la ayuda de una batidora añadiéndole un poco de zumo de limón, sal y pimienta. Quedará una especie de pasta que se reservará para más adelante.

Se empieza por cortar la chalota y el ajo en trozos muy pequeños y se sofríen con un poco de aceite pero sin que lleguen a dorárse mucho. Se puede añadir un poco de sal en este punto, pero muy poca.

(Importante: Un error muy común es no tener en cuenta que la mantequilla y el parmesano que se le agregan al final son productos salados por lo que si no queremos que el risotto se sale yo recomiendo agregar muy poca sal. Si vamos a mojar el arroz con caldo en vez de con agua, no agregar sal ninguna)

Cuando la chalota y el ajo estén listos se añade el arroz y se sofríe un poco para sellarlo. Yo suelo dejarlo hasta que los granos de arroz son algo transparentes por fuera pero siguen blancos en el interior. Ahora se agrega un poco de vino y se sube el fuego para poder evaporar el alcohol del mismo. Yo recomiendo Fino aunque cualquier vino blanco puede valer.

Cuando se haya evaporado el alcohol se empieza a regar el arroz con el caldo. Obviamente yo recomiendo un caldo siempre antes que agua pero si no tenéis agua también vale. Para una correcta cocción del arroz debemos ir añadiendo el caldo (¡siempre caliente!) muy poco a poco sin dejar de mover el arroz. Añadimos un poco y movemos hasta que este seco, así una y otra vez. El tiempo de cocción es unos 16-18 minutos a un fuego no muy fuerte. La cantidad de caldo será la que te vaya pidiendo aunque normalmente dos partes y media de caldo por cada parte de arroz.

Cuando el arroz lleve cociendo unos 10 minutos, se debe añadir la pasta de remolacha que se preparó al principio. Se termina de cocer el arroz como se estaba haciendo antes. Se debe apagar el fuego cuando el arroz aún tenga una cierta resistencia a la hora de comerlo, al dejarlo reposar, se acabará y no se pasará. Una vez apagado el fuego añadimos la mantequilla y, en este caso, trozos de queso de cabra que hará el papel del parmesano. Se remueve bien para que derrita todo y este es el momento de probar por si hace falta añadir un poco de sal. Se deja reposar tapado entre 3 y 4 minutos y pasado ese tiempo ya se puede servir.

Para decorar se pueden cortar unos cubitos de remolacha cocida y queso de cabra para poner por encima.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Reciclaje:

Risotto de setas (congeladas): El proceso es el mismo solo que antes de añadir el arroz se añaden las setas congeladas y se termina el proceso de cocción del arroz.




Risotto de setas
Risotto de espinacas: El mismo proceso solo que sustituimos la pasta de remolacha por una pasta hecha con espinacas trituradas con un poco de aceite.


Risotto de espinacas

Risotto de zanahoria: En este caso añadimos dos zanahorias troceadas muy pequeñas al principio de la preparación, junto con la chalota. Se termina la preparación como se indica arriba.

Risotto de zanahoria
Risotto de champiñones y espárragos: Mismo procedimiento que para el Risotto de setas sustituyendo en este caso las setas por champiñones y espárragos verdes troceados.

Risotto de champiñones y espárragos

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Como se puede ver a partir de la elaboración de un risotto básico se pueden crear muchas y diferentes recetas cambiando los ingredientes que se quieran añadir. Espero que os haya gustado, si tenéis dudas preguntad y ¡cocinad!.

viernes, 6 de noviembre de 2015

Brownie de chocolate blanco con nueces y oreo


Este brownie de chocolate blanco con nueces y oreo es una receta muy sencilla, que requiere pocos ingredientes y tiene un resultado espectacular.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Duración aproximada de la receta: 60 min.

Ingredientes necesarios para la receta:

Azúcar (100g)
Harina (40g)
Mantequilla (100g)
Chocolate blanco (75g)
2 Huevos
Nueces
4 Galletas oreo

Pasos a seguir:

En primer lugar pondremos en un recipiente los huevos y los batiremos con la ayuda de una varilla. A continuación añadiremos el azúcar al recipiente con los huevos y lo mezclaremos todo hasta que quede todo integrado. Por otro lado, pondremos a derretir en un recipiente al baño maría el chocolate blanco con la mantequilla (podemos derretirlo en el microondas, empezaremos por darle 30 segundos y ver cómo está, si es necesario calentarlo más lo haremos en periodos de 10 segundos para que no se nos queme). En otro recipiente mezclaremos la harina, que habremos tamizado previamente, junto con las nueces.

Llega el momento de mezclarlo todo. Añadiremos el chocolate derretido con la mantequilla en el recipiente donde tenemos los huevos con el azúcar. Mezclaremos con la ayuda de una varilla hasta que quede todo integrado. A esta mezcla le iremos añadiendo poco a poco la harina con las nueces sin dejar de remover hasta que obtengamos una mezcla con cierta consistencia.

El último paso es verter la mezcla sobre un molde. A mi particularmente me gustan más los de silicona... no son caros y dan muy buen resultado.. en estos no suele hacer falta añadir nada.. no obstante, siempre es bueno untar el molde con un poco de aceite o mantequilla para evitar que se pegue. Cuando tengamos la mezcla en el molde iremos colocando, por encima, los trozos de galleta oreo que habremos cortado con anterioridad.

Metemos el molde en el horno (que habremos precalentado) a 180º durante unos 40 minutos. Recordad que estos tiempos son aproximados, debemos estar pendientes y probar si está cocido el brownie antes de sacarlo. Para ello, pinchamos el brownie con un cuchillo y si al sacarlo sale seco, está listo. Tener en cuenta que es una receta sin levadura, el brownie saldrá algo más cremoso que un bizcocho normal. Ya sólo queda sacarlo del horno, dejarlo enfriar (esto es importante aunque yo la mayoría de las veces no puedo esperar..), desmoldarlo y ¡¡ comérselo entero !!.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Fotoreceta: Esto es algo muy personal que utilizo yo a la hora de hacer las recetas, no se trata más que de un resumen de lo explicado anteriormente pero mediante algunos trazos simples (tantos años estudiando ingeniería deja sus secuelas...). Es lo que suelo tener en la cocina mientras hago la receta porque de un vistazo puedo recordar como va todo.

Fotoreceta: Brownie de chocolate blanco con nueves y oreo

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Reciclaje: Podemos seguir la misma receta sustituyendo el chocolate blanco por chocolate negro y obtendremos un delicioso brownie de chocolate y nueces.

Brownie de chocolate y nueces

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Espero que os guste la receta, que me haya explicado bien y que la hagáis, es lo más importante. Si queréis comentar lo que sea este es vuestro sitio.



miércoles, 4 de noviembre de 2015

Bienvenidos al blog de PostureoComida.

Me vais a permitir que, por ser la primera entrada, explique un poco cómo llegué hasta aquí y qué se podrá ver en este blog, será sólo hoy, lo prometo. Antes de nada, comentar que no soy profesional de esto, ni de escribir ni de la cocina... todo lo haré a mi particular manera, puede haber errores en las recetas o en las técnicas usadas, pero son las que uso yo y si alguien quiere comentar lo que sea al respecto estaré encantado de leer cualquier comentario.

La cocina es algo que siempre me ha llamado la atención, siempre como una afición, desde pequeño he mostrado interés (con ocho añitos hacía mis primeros pinitos añadiendo ingredientes un poco al azar a una base de pizza...) pero desde hace unos años es cuando realmente he empezado a cocinar y a probar cosas nuevas. Después de "machacar" a mis amigos con las fotos de las recetas (y alguna que otra petición de las mismas...) he decidido por fin abrir el blog para, ahora sí con más calma, ir subiendo cada una de las recetas con las explicaciones pertinentes. Y eso es lo que haré aquí. Como esto no deja de ser una afición y el tiempo no me sobra, intentaré subir una receta a la semana, así que espero que cada miércoles tengáis algo nuevo que leer.

En principio las recetas las iré eligiendo yo, según se me antoje, aunque si me pedís una receta en particular no me importa subirla. Aprovecho para comentar que en la cuenta de instagram (@postureocomida) tenéis todas las fotos que he ido subiendo y que también podéis comentar lo que sea tanto aquí como a través de Facebook en la página de postureo comida Página en facebook de PostureoComida  o a través de Twitter con la cuenta @postureoblog.


A los que hayan visto alguna de mis recetas les sonará el delantal y sobre todo, el mantel :)



Por último, me gustaría explicar un poco el concepto de "postureocomida". La palabra "postureo" viene asociada muchas veces a connotaciones negativas pero en este caso no es mi intención. La idea que trato de transmitir con estas recetas es que sin necesidad de grandes conocimientos, ni ingredientes raros, ni artilugios extraños... sino simplemente con los productos diarios, que puedes encontrar en la mayoría de los mercados y supermercados y con lo utensilios que puede haber en una cocina "normal" se pueden hacer cosas que quedan muy curiosas y sobre todo, ricas, muy ricas.

Nada más, espero que os guste, que sea capaz de expresarme bien, que si tenéis dudas las preguntéis y, sobre todo, que hagáis las recetas que de verdad que son todas muy fáciles.